Centro de cría Lawrie Sweet - Criadero de yacos en Madrid

articulo2

La alimentación con papilla

Notas disponibles

En esta sección encontrarás notas para informarte antes de comprar y replantearte si de verdad quieres adquirir una de estas maravillosas aves.

Alimentación a papilla

PREPARAR LA PAPILLA

La preparación de la papilla es algo muy sencillo. La mezcla de agua y papilla ha de dar como resultado un aspecto que no esté ni muy espeso, ni muy aguado. Es como hacer la papilla para los bebés o la masa de los bollos. Mezcladla mientras vais dejándola caer para evitar hacer grumos gruesos, y así poder deshacerla mejor al remover.


IMPORTANTE: Nunca metáis la mezcla a calentar en el microondas, puesto que podría fermentarse y sería totalmente perjudicial para el polluelo.

Los pasos a seguir son los siguientes:

- Elegís un bol o un vasito y ponéis la medida de agua que consideréis aproximada para la toma a calentar en el microondas (yo suelo poner unos 10 segundos como mucho a 600 w), o bien previamente calentada.
- Os recomiendo que sea agua mineral, por la diferencia de las distintas ciudades y pueblos. Esto podría evitaros que vuestro polluelo tuviera diarrea o cualquier otro tipo de síntoma. Intentad dársela hasta que cumpla los 50 ó 60 días. Si decidís que sea hasta retirarle la papilla o empezar a darle agua para que beba, mejor.
- Hay que tener en cuenta que el agua ha de estar entre los 36º - 38º C de temperatura. Si se supera a 40º o más, provocaremos que nuestro polluelo tenga una grave quemadura en el buche, la cual puede llevarle directamente a quirófano. Para medir la temperatura, podéis utilizar un termómetro. En verano no hará falta que seamos tan aproximados, con que sea tibia tirando a fresco a la muñeca estará bien.
- Una vez calentada el agua, la cual estará tibia, procederemos a la mezcla. Recomiendo ir echándolo poco a poco, o probar a echar una medida. Ustedes mismos podrán ver con varias preparaciones cual es la cantidad aproximada. Como bien he dicho, debe quedar una mezcla ni espesa ni líquida. Que se vea con consistencia pero al coger un poco con la cuchara y volcarla, la papilla caiga prácticamente como el líquido.

IMPORTANTE: antes de suministrar la papilla a nuestro polluelo, debemos comprobar que su buche esté completamente vacío. Para ello, tocaremos debajo de la nuez a la altura de las alas. Si notamos algo blandito, como si tuviera líquido, querrá decir que aún le queda un poco. Tendremos que esperar a que lo termine de dijerir o correrá el riesgo de que se fermente la papilla cuando le suministremos la toma, con consecuencias fatales, pudiendo llevar a nuestro polluelo a la muerte.

- Para darle la mezcla a nuestro polluelo podemos utilizar una jeringa, jeringa con sonda o una cucharilla. La cucharilla es el método menos utilizado, pero más seguro para los que no se atreven con la jeringa. La desventaja es que el polluelo se ensuciará mucho más que con los otros métodos y no sabremos cuánto le estamos dando. Aunque se suele oír que el polluelo pide cuando tiene hambre, mi experiencia es: el polluelo pide a todas horas, incluso después de acabar de comer.
La jeringa con sonda es una forma rápida, segura, y limpia de suministrarles la papilla. Ahora bien, la jeringa en sí no tiene más secreto que tener calma, ir despacio y mirar al polluelo en todo momento. El movimiento de engullición es un gesto importante que debemos tener en cuenta, puesto que nos indicará el momento en el que debemos darle la papilla.

- Para alimentarlo mediante jeringa, debemos sujetar la cabeza por atrás de forma que al hacer el gesto de engullir, se mueva lo menos posible. Situadlo en una superficie en la cual no se escurra y limpiadlo después de la toma para evitar que se queden restos de papilla.

- La cantidad de papilla que debemos suministrar depende de los días que tenga. A continuación les indicamos las tomas, temperatura ambiente ideal y cuándo se les da comida y pienso:

>> 20 días: Se han de dar 4 tomas repartidas en todo el día, de 17 ml cada vez. La temperatura ambiente ideal es de 28 º C.
>> 30 días: Se reduce una toma, en total se dan tres tomas: una por la mañana, otra a mediodía y otra a la noche. Aprox. unas 6 horas entre toma y toma. La cantidad a de ser 25 ml por la mañana y mediodía y 30 ml por la noche. La temperatura ambiente ideal es de 23 º C.
>> 40 días: Se dan tres tomas. 30 ml por la mañana, 30 ml al mediodía y 35 ml por la noche. En este momento podemos comenzar a suministrarle  El pienso debemos retirárselo tras pasar 4 horas, puesto que al remojarse se estropea con rapidez. Si aún vemos que es pronto, esperaremos. La temperatura ambiente ideal es de 21º C.
>> 50 días. Se dan 35 ml por la mañana, 35 ml al mediodía y 40 ml por la noche. Se les suministra algo de fruta y verdura picada y algo de pienso un poco remojado por la mañana y por mediodía, retirando por la tarde lo que haya sobrado. En estas edades podemos probar a proporcionarle trozos más grandes y el pienso sin remojar. La temperatura ambiente ideal es de 21º C.
>> 65 días. Retiraremos la toma de mediodía. En este momento es importante controlar el peso de nuestro polluelo, por si bajara, suministrarle un poquito más de papilla de la habitual. Si siguiera bajando de peso, tendríamos que acudir al veterinario. Suministraremos 30 ml. por la mañana y 35 ml. por la noche. En este momento podremos ponerle agua. La comida podremos suministrársela en trozos normales y el pienso en seco. La temperatura ambiente ideal es de 20º C.
>> 90 días. Retiraremos la toma de la mañana. Suministraremos sólo la de la noche, entre 30 y 35 ml. Seguiremos controlando el peso. En el caso de que bajara, podremos suministrarle una pequeña cantidad por la mañana. Lo normal es que a estas edades el polluelo haya comenzado o ya sepa comer por sí solo, por lo menos lo suficiente como para cubrir la falta de tomas de la mañana y mediodía. La temperatura ambiente ideal es de 19º C, lo normal en una vivienda.

IMPORTANTE: Nunca guardéis la papilla sobrante para otra toma. La mezcla sólo dura 4 horas, y si la deseáis conservar deberéis guardarla en el frigorífico, lo cual no es aconsejable porque luego no se puede calentar y se daría bastante fría.

Si veis que rejurgita un poquito de papilla, no os alarméis, es normal. Puede ser debido a que le habéis llenado demasiado el buche o por estar apoyado con el buche haciendo presión.

Evitad dar a vuestro polluelo mezcla de semillas para evitar que se las tragen enteras, por lo menos hasta que sepa comer. Si lo hacéis, podríais provocar que lo tuvierais que llevar al veterinario porque seguramente no le bajaría la comida del buche. Incluso puede que el polluelo corra el riesgo de tener que ser operado. Si os sucede esto, no esperéis un día más, llevadlo urgentemente al veterinario de exóticos.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=